Tag reunion tapersex

3 lugares que nadie a pensado donde ofrecerte como asesora tuppersex

Sacar un extra a fin de mes como asesora tuppersex es algo que, si te gusta la sexualidad y ayudar a otras personas, además de ser extrovertida y tener ese don para animar a la gente, no va a ser difícil. Pero para conseguirlo, necesitas saber dónde vas a ofrecer tus servicios como asesora tuppersex. 

 

  • Asesora tuppersex: ¡encontrando lugares para trabajar! 

 

La mayoría de personas que piensan en asesoras tuppersex lo hacen relacionándolas con las reuniones tuppersex. Y eso quiere decir organizar una “quedada” con varias personas en una casa o local durante 1-3 horas. Pero, ¿sabes que no solo tienes esa opción? 

Organizar reuniones tuppersex es solo una parte del trabajo de asesora tuppersex. En realidad, hay más lugares donde puedes ofrecerte como tal. Y es que, como asesora tuppersex eres experta en sexualidad y salud íntima. Y eso te abre las puertas a otras opciones. 

 

  • Puedes probar suerte en tu farmacia

 

Igual que hay farmacias que ofrecen consultorios con nutricionistas para que sus clientes vayan para ayudarles a perder peso, ¿por qué no puede haber una farmacia que se preocupe por la salud íntima de sus clientes? 

 

  • Puedes acudir a las asociaciones de mujeres

 

También ellas son una buena forma de darte a conocer y de ofrecerte como asesora tuppersex porque puedes organizar reuniones algo más amplias para tratar temas diferentes, relacionándolas con los productos que vendes. 

Por ejemplo, podrías hacer una charla sobre las ETS y relacionar ese tema con algunos productos. 

 

  • Puedes hacer webinars

 

¡Sí! Es la opción que ahora puede llamar más la atención, y sobre todo llegar a muchas más personas. ¿De qué se trata? Pues de organizar reuniones tuppersex con la gente a través de videollamada. 

De esta forma, podrías ofrecer algo novedoso (reuniones tuppersex online) y acercar tus productos a más personas. Se pierde, eso sí, el poder probarlos. Pero para eso está el que intentes “vender” ese producto para que te lo compren.


Noche de terror

Últimamente es muy difícil el tema de tener un buen plan para salir, y como era Halloween, quisimos hacer una reunión tappersex. Tampoco podíamos ser más de seis personas y en principio cuando haces ese tipo de reunión tienes que ser por lo  menos ocho o nueve personas. Porque si no, no compensa a la asesora todo su trabajo, desplazarse hasta tu casa, etc. etc.

 

Con lo cual, escogimos bien a las participantes para que le sea rentable y haya un mínimo de compra en esa reunión tappersex.. La hicimos en casa de Marypaz y para evitar tener que estar mirando la hora cada dos por tres, decidimos quedarnos después en una fiesta de pijama. Como el tema era Halloween, por la fecha, nos pusimos a ver películas de terror.

 

Llegamos todas a casa de Marypaz sobre las siete de la tarde y la asesora llegó a las ocho. Estuvimos en la reunión tappersex. hasta las nueve y media de la noche más o menos. Nos reímos muchísimo porque tenemos en el grupo a Cruz que es muy divertida. Después cenamos lo que cada una había traído de casa con temática Halloween. Y después fiesta de pijamas. Una velada muy bonita.


Gracias a mi trabajo

Creo que, como todo el mundo, estoy muy preocupada por la crisis de la Covid 19 que, en vez de remitir, se está reavivando en las últimas semanas. Veo y escucho a mi alrededor, cada día, que fulanito o menganito ha perdido el trabajo o ha tenido que cerrar el negocio. Es muy triste y el hecho de que, lejos de mejorar, esto se está enquistando, hace saltar las alarmas en todos los hogares.

 

Personalmente, no me puedo quejar porque, gracias a mi trabajo tupper sex, he estado campeando muy bien la situación, incluso la del confinamiento. Y aunque no pudimos salir de casa durante los más de 2 meses que duró, yo conseguí continuar ganando dinero. Pero no fue fácil, sobre todo al principio, porque tuvimos que reinventarnos y echar muchas horas, pero al final el esfuerzo dio su recompensa.

 

Para quien no sepa en qué consiste un trabajo tupper sex, se lo voy a describir brevemente; como asesora, mi función es vender juguetes y artículos eróticos y sexuales a través de reuniones organizadas por una clienta que invita a su casa a sus amigas, compañeras, familiares, etc…Así que durante el confinamiento, las reuniones pasaron de presenciales a por videoconferencia y mi trabajo tupper sex funcionó genial.


Mañana, con ilusión

Mañana es mi primera reunión taper sex como asesora. Ya he participado en varias reuniones taper sex pero siempre como clienta. Estoy un poquito nerviosa, creo que es normal y que no se debe a que sea un trabajo tapersex. Este grupito de mañana son además unas chicas muy simpáticas que nunca han estado en ninguna reunión tuper sex, así que por lo menos no me podrán comparar con otra asesora tupper sex. Y eso ya es muy importante para mí.

 

Me he preparado a conciencia, lo tengo todo listo. Me gusta mucho el concepto tapper sex porque creo que puede ayudar a muchas personas a vivir una una sexualidad plena, libre y placentera. Me parece genial poder disfrutar de una reunión entre amigas y que una profesional te aconseje y te guíe a la hora de elegir juguetes sexuales o lencería. Todo en la intimidad de una reunión tapper sex.

 

Por ejemplo y al contrario no me vería para nada trabajando en un Sexshop. Lo veo mucho más difícil para una mujer. Puede parecer anticuado pero creo que es la triste realidad. Así que estoy muy animada con mi trabajo taper sex, sé que va a ser un éxito y que voy a saber crear un ambiente perfecto.


Manteniendo la llama

No sé cómo voy a plantearle a mi novio que quiero que me acompañe a una reunión tappersex. Soy Laura, tengo 31 años y trabajo de comadrona. Unas compañeras del hospital me han invitado a participar en una y tengo muchas ganas de ir con Andrés, mi pareja desde hace siete años. El es muy abierto y no le va a molestar la idea de una reunión Tuppersex. Pero sí que puede creer que le propongo eso porque me siento cansada o aburrida del sexo con él. Y no es así. 

 

Creo que hay que jugar y tener nuevas experiencias para una vida sexual sana y llena. Si se vuelve monótona, es lo peor que le puede pasar a una pareja. Nosotros no estamos en ese punto pero para evitar que llegue a ello hay que tener la voluntad de reinventarse un poco. Una reunión tappersex  puede ser una buena oportunidad para explorar nuevos caminos y tener nuevas experiencias. 

 

Ya hemos pasado el periodo de estar todo el día en la cama o de querer hacer el amor siempre, así que creo que una reunión tappersex nos puede dar un impulso nuevo. Se lo voy a proponer, a ver como se lo toma. Ya os lo contaré…

 


Después de 10 años

Ya llevo casada más de 10 años y siento que necesito darle un empujoncito a mi relación, sobre todo sexualmente. Una amiga mía me ha hablado del tuper sex. Dice que a ella le ha funcionado muy bien así que voy a probar yo también. Me he estado informando en la red y la verdad que proponen cosas muy interesantes.

 

No sé cómo se lo va a tomar mi marido porque quizás piense que estoy aburrida, pero no es eso para nada.. Creo que en las relaciones íntimas siempre hay qué mantener una llama y el tuper sex puede ser un buen instrumento para renovarse en la cama. Todavía no he tomado la decisión ni tampoco sé con quién voy a hacer esa reunión. Aunque cuando hablo con mis amigas, muchas están como yo y piensan lo mismo de su relación.

 

Creo que voy a invitar a mis dos hermanas y otras tres amigas muy cercanas. Ellas tampoco han estado nunca en una reunión  tuper sex así que lo vamos a ir descubriendo juntas. Creo que va a ser muy pedagógico, muy divertido y que va a ser exactamente lo que buscábamos. Solo queda poner fecha pero creo que ya lo vamos a hacer pero creo que ya será para la semana que viene. Ya os iré contando 

 


Después de mi divorcio: un Tuppersex

Quiero hablaos de la cena que organicé en mi casa con mis mejores amigas para celebrar mi divorcio. Os explico: estuve casada durante 10 años. Empezamos a salir a los 13, era mi primer novio y a los 20 casada y estrenando piso que nos dieron sus padres. Todo fue demasiado rápido, y ni él, ni yo estábamos preparados para ello. Se deterioró nuestra relación casi al principio, sus padres tomaban todas las decisiones sobre nuestras vidas, nuestro futuro. El amor se fue apagando poco a poco aunque lo intentamos hasta que se volvió todo demasiado agobiante. 

 

Así que, después de un trámite frío y desagradable, vuelvo a ser libre como un pajarito… Y para festejar mi recién estrenada libertad, organicé una cena con reunión tapper sex incluida. Pensé que era hora de saber lo que se cocía por ahí. Mis amigas se pusieron como locas ya que ninguna lo había hecho antes, o sea que una novedad para todas.

 

La asesora de nuestra reunión tapper sex llegó a su hora y lo preparó todo en el salón mientras estábamos tomando el postre. Lo pasamos muy bien, fue como volver a ser adolescente descubriendo el sexo. No me imaginaba así una reunión tapper sex, fue divertido pero también muy pedagógico. Desde luego repetiremos.


Pensando en el Covid19

Cuando pienso en cómo hemos pasado esa temporada tan difícil del confinamiento por el COVID-19 y de cómo tuvieron que ingeniárselas para seguir aportando nuestras reuniones tuppersex a las personas que estaban desesperadas en casa, sé que fuimos útiles. Fue en esos momentos, más que en ningún otro, cuando supimos que nuestro trabajo tuppersex era importante ya que todo el mundo estaba aburrido de ese encierro tan largo.

 

Soy asesora taper sex desde hace más de cinco años y adoro mi trabajo. Por ello tenía muy claro que mi misión era seguir haciendo reuniones tapersex en estos momentos tan oscuros. No era momento de tirar la toalla. Aunque no era nada fácil presentar artículos eróticos, cosmética erótica, juguetes sexuales en una reunión tuppersex online. No se podía tocar, no se podía oler, no se podía sentir. Todo era mucho más difícil.

 

Pero cada asesora tuppersex puso todo su ingenio y los clientes respondieron muy bien. Sorprendentemente las ventas se multiplicaron. Imagino que era una buena opción para pasar la tarde con una reunión tapersex. Además había mucho tiempo para practicar sexo y probar cosas nuevas. Estoy convencida de que nuestra aportación como representantes de tuppersex fue muy valiosa para muchas parejas.


En la playa

Hoy habíamos quedado en la playa, Camila y yo, para un baño de sol y ponernos al día de todas estas semanas que no tuvimos tiempo de vernos. Es mi gran amiga pero estamos siempre a tope de trabajo y casi no nos vemos. Ya por teléfono, Camila me dijo que tenía unas cosas que contarme así que yo estaba más ansiosa de lo normal por verla…

 

Una vez instaladas en nuestras toallas, Camila soltó la bomba: había conocido a un chico en una reunión tupersex, se llama a Julian y es técnico en telecomunicaciones. Trabaja para la Cadena SER. Por lo visto ha sido un flechazo. Según Camila es súper guapo y muy gracioso. A mí, me resultaba un tanto peculiar que un chico se colase en una reunión tupersex. Pero Camila me dijo que era porque acompañaba a un amigo muy tímido a quien había invitado una conocida suya que quería conocerlo un poco mejor. 

 

Yo no sabía que se podían hacer una reunión tupersex mixta, siempre había oído que era entre chicas. Pero me dijo Camila que eso se lleva mucho ahora ya que es una manera de conocer a la persona que te guste en un entorno más íntimo.


Noche en vela

Mañana voy a asistir a una reunión tuper sex. No es mi primera reunión, ya he ido a varias y siempre me lo paso muy bien y acabo comprando cositas muy divertidas y juguetonas. Pero ésta, sin duda, va a ser muy especial. Estoy encantada con la idea, sobre todo porque viene Alba.

 

La que lo organizó todo fue Alicia , ella es la que siempre toma la iniciativa, Y vamos a ir 5 compañeras más del trabajo. Hacía mucho que lo teníamos planeado pero con la historia del Covid19 y el confinamiento, fue imposible reunirnos. En nuestra empresa, nos volvimos a incorporar al trabajo desde hace 10 días y decidimos que teníamos que reunirnos para pasar una super tarde juntas. Le pedí a Alicia de invitar también a Alba a nuestra reunión tuper sex.

 

Es nueva, llegó en febrero, un mes y medio antes de cerrar por el coronavirus y para mí fue el flechazo. No sé si soy correspondida, a veces me parece que me está dando señales de que sí y a veces de que no. Así que mañana lo podré averiguar, y es que en ese tipo de reunión tuper sex se habla libremente de los temas sexuales. Mañana es el gran día…


WhatsApp chat